serpiente de escalera

serp blanca rhinechis scalarisMás o menos todo el mundo se ha visto obligado a compartir piso alguna vez en la vida, y quizás, muchos lo han tenido que hacer con alguien que no conocían, pero han acabado siendo buenos amigos, o todo lo contrario han acabado siendo buenos enemigos. Muchos habréis compartido piso con los clàsicos sucios, que lo dejan todo tirado por el suelo, con los glotones que vacían la nevera, con algún obseso del orden y la limpieza, o con el clásico que pasa desapercibido, que se queda encerrado en la habitación y no sale hasta que que la casa se queda vacía. Como en el caso del que quiero escribiros en esta entrada, la compañera de piso de mi hermana y su pareja, que era tan discreta, que hasta que no la descubrieron por casualidad no supieron que estaban compartiendo piso con ella.

 Era una serpiente de escalera (Rhinechis scalaris) un ejemplar joven. Se vieron obligados a echarla de casa por no pagar el alquiler, ahora vive entre el huerto y los avellanos.

La culebra de escalera es una serpiente muy apreciada si se vive en el campo, ya que se alimenta de roedores.

Sabemos que este es un ejemplar joven gracias a las marcas que muestra en forma de escalera (de aquí el porqué de su nombre: culebra de escalera) a medida que se vaya haciendo adulta, las rayas transversales desaparecen, quedando solo dos líneas paralelas, que recorren desde el cuello hasta la cola.

No es una serpiente peligrosa para las personas, pero sí que puede ser muy agresiva si se ve en peligro y, a parte de soplar, también puede morder fuerte. Así que si alguna vez os encontráis con una, tened cuidado! I no se os ocurra matarla, que como hemos dicho antes, va muy bien para controlar la población de roedores.